IDAAN atiende incidencia en Avenida Nacional. Se prevé que los trabajos culminen en horas de la noche

Panamá, 21 de septiembre de 2020.

Desde tempranas horas de la mañana de este lunes, nuestro personal técnico atiende una incidencia registrada en una tubería de agua potable en la calle Manuel A. Guisado con la Ave. Nacional.

Luego de disminuir la presión existente en el punto, los técnicos procedieron a descubrir la línea de 8″  interconectada a la línea de 24″ que recibe agua de las plantas potabilizadoras de Miraflores y Chilibre.

Esta tubería abastece a sectores de Perejil, Bella Vista y parte de la avenida Nacional por lo que una vez realizado el cierre de válvulas dejaron de recibir el servicio.

«La incidencia pudo haber sido ocasionada por las altas presiones de agua que se registran en horas de la madrugada.  Durante la excavación nos hemos encontrado con un cableado soterrado de los semáforos y cables eléctricos por lo que estamos trabajando con todas las precauciones necesarias que se requieren para mantener la seguridad de nuestro equipo» indicó Susana Peña, Gerente Metropolitana del IDAAN.

Los técnicos avanzan en el remplazo de un tramo de tubería PVC e instalan la reducción con una brida restringida.

Se prevé que estos trabajos puedan culminar en horas de la noche debido a que las lluvias que cayeron sobre esa parte de la ciudad capital, retrasaron las labores ya que los técnicos trabajan cerca de cableados eléctricos.

La incidencia no guarda relación con los trabajos realizados hace aproximadamente un año en el sector. Este evento ocurrió a 5 metros de la pasada falla. Peña indicó que las tuberías de la ciudad presentan deterioro producto de los años lo que las hace susceptibles a las presiones que han mejorado debido a la recuperación del sistema hídrico de la región metropolitana.

La gerencia Metropolitana lleva a cabo un programa de reemplazo de tuberías en sectores como El Chorrillo, Santa Ana  y Punta Pacífica pero debido a la pandemia se han suspendido los trabajos ya que los insumos existentes están siendo utilizados sólo para incidencias en la red además el área operativa ha tenido que reducir su personal de campo por medidas de bioseguridad para evitar riesgos de contagio entre los trabajadores.

Finalizados los trabajos el sistema se recuperará progresivamente en los puntos que mantienen baja presión o falta de agua.